Apúntate al buen rollo

Acerca de Nuestros Productos

Rollos para Puntos de Venta

Aptos para cualquier máquina de punto de venta (POS) y de facturación.

Se ofrecen distintos metrajes para comodidad del cliente y pueden ser personalizados con su marca.

Plotter para impresión digital y planos

Papel offset en bobinas de hasta 2 metros de ancho con una blancura de 98 puntos que ofrece una excelente definición y contraste.

Ideal para trabajos de impresión y dibujo técnico.

Se ofrece en 75grs.

Rollos para datáfono y máquinas handheld

Fabricados específicamente para este tipo de terminales portátiles, se venden en paquetes individuales para comodidad del cliente.

Papeles especiales y trabajos a medida

Si requiere algún trabajo especial, en anchos de hasta 2 metros y en una calidad de papel específica, póngase en contacto con nosotros y con gusto le ayudaremos.

Mandril de cartón

Como contraste al habitual centro de plástico, nosotros ofrecemos una versión en cartón: biodegradable y amigable con el medioambiente.

Empacados en plástico

Todos nuestros rollos se venden en empaques de 3 o 4 rollos, dependiendo de la medida, para evitar que el producto se ensucie y sea más cómodo de almacenar.

Sostenibilidad y Acabados

Flexografía

Todos nuestros trabajos personalizados se realizan con nuestro sistema de impresión flexográfica, permitiendo un proceso de fabricación continuo desde la colocación de la bobina madre hasta su encajado final, sin necesidad de intervenciones de ningún tipo. A pesar de no ser un sistema tan preciso como el sistema de impresión en offset, ofrecemos una legibilidad de textos y definición de formas muy superior, rivalizando con los resultados de una impresión offset.

Conservación y Presentación

Recomendamos almacenar el producto en sus respectivas cajas hasta el momento de uso, para evitar que entre en contacto con la luz solar, sobre todo en el caso del térmico. Además, aconsejamos no almacenar los rollos en lugares de mucha humedad y/o calor, ya que puede afectar a las características del papel.

Desde el molino, instruyen a conservar el papel térmico, una vez usado, en lugares donde no reciba luz directa, calor por encima de los 30ºC y un porcentaje relativamente bajo de humedad.